Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/viajaart/public_html/wp-content/plugins/themeisle-companion/obfx_modules/menu-icons/init.php on line 126

COMO LLEGUE A SER UNA MADRE LIBRE

Publicado por viajaarte en

Soy madre de dos hijos, un niño de 14 años y una niña de 12.
Desde que nacieron se convirtieron en el amor de mi vida, mi gran tesoro, el mejor regalo que me ha dado la vida.
Se convirtieron en extensiones de mis brazos, mi compañía, mi todo, tuve la fortuna de poder pasar los primeros años de vida con ellos, hasta los 7 años que son los mas importantes, hacía todo con ellos, me gustaba ir a todas partes con ellos y si no podían ir yo tampoco iba.
Hacíamos todas las cosas juntos.
Fue la mejor época.
Ser madre es el amor mas inmenso, infinito y profundo que hay!
Mi hijo ha vivido en casi 18 o mas casas desde que nació, por muchos motivos teníamos que vivir como gitanos, lo que hace que yo lo vea como una prueba de resilencia, de adaptación.
Es como mi héroe porque ha vivido todos esos cambios, mas la separación, cambio de país, fue también el primero y le toco el aprendizaje la madre con miedos con creencias etc.
Y sin embargo lo veo y es feliz, es maravilloso, con sus cosas normales de la edad pero centrado, no puedo ser mas orgullosa y agradecida de mi hijo.
Ojo no estoy diciendo que sea color de rosa he tenido días que he querido borrar de mi memoria, solo estoy diciendo que el balance es positivo.
Mi hija no le ha tocado tanto cambio, pero si la separación, cambio de País, de algunas casa, una madre mas despierta.
Ella es tierna pero a la vez fuerte, es dulce.
Se  que tiene una sabiduría interna innata que ha podido conservar gracias a que ha llegado a los lugares adecuados.
Es un ser de luz que llena de amor cada espacio en el que esta.
En todo caso y con lo maravilloso que es ser madre antes de embarcarte en este asunto alguien debería decir eyyy si no es tan color de rosa como se piensa.
En todo caso nos deberíamos plantear siempre para que queremos tener hijos?
Porque es lo correcto? porque tengo que ser iguales a todas? en fin mil preguntas que nos deberíamos hacer, para que podamos darle lo mejor, sin contaminarlos de nuestras taras, y traerlos para que sen felices.
A eso venimos todos.
Esto cuando aun no los tenemos, pero cuando ya existen, lo mejor es hacer, lo mejor que podamos con lo que sabemos, valga la redundancia.
Son demasiadas cosas que se tienen que tener en cuenta y lo peor es que las vas viendo sobre la marcha sin saber muy bien si esta correcto o incorrecto.
Gracias a que he pasado tanto tiempo con mis hijos, eso me ha permitido conocerlos y saber cuales son las necesidades de cada uno.
Por ejemplo mi hijo estudia en un colegio tradicional, a el le gusta la estructura.
Mi hija comenzó a estudiar en colegios tradicionales pero yo me di cuenta que eso no le hacia bien lo que hizo que buscara otra alternativa, me acordaba de como la pase en el colegio yo y eso no era lo que yo quería para ella.
Tomé la decisión y busque una enseñanza alternativa, la verdad me interesaba mas que tuviera una niñez feliz a pensar que en el futuro fuera “exitosa” lo pongo en comillas porque nunca podemos saber a ciencia cierta si lo que hacemos como padres los va a conducir al éxito y por lo mismo tomé aquella decisión.
No es fácil porque es lanzarte y arrastrar a tu hijo a lo desconocido, da miedo pero aveces hay que hacer las cosas aunque sea con miedo.
Amo a mis hijos con todo mi ser y como cualquier madre deseo lo mejor para ellos, pero como ya lo dije no sabemos que es lo mejor para ellos. Aunque creamos que si.
Pero a lo largo de este aprendizaje he ido entendiendo muchas cosas que les cuento a continuación.
Las madres somos fundamentales en los primeros años de vida.
Es cuando les damos amor, cuidamos que sean emocionalmente sanos, les damos seguridad, le mostramos que es lo correcto y lo incorrecto, les damos herramientas para que puedan estar en el mundo y puedan salir adelante ante cualquier situación.
A partir de un momento cuando esta entrando en la adolescencia nos deberíamos retirar un poco para que entre el padre o figura paterna cualquiera que sea y le de otro tipo de herramientas para que terminen de madurar y emprender ese camino de evolución propia que no podemos saber cual es.
Cometemos el error de no dejar a los padres cumplir con su papel por causa de un apego desmedido a los hijos y pensar que si nos separamos un centímetro de ellos somos las peores.
Solo dejarlos ser y confiar que lo hemos hecho lo mejor que hemos podido.
Es como en la naturaleza la hembra protege al cachorro, pero llega el momento que el macho toma las riendas para enseñarles a cazar.
Lastimosamente la sociedad y la religión nos lleva siempre a pensar que tenemos que andar con los hijos debajo del ala, que si no pensamos, les hacemos todo y volcamos nuestra vida para atenderlos, como si ellos no vinieran dotados de capacidades, para aprender a hacer las cosas por ellos mismos, somos las peores madres.
De ahí que vienen las madres sufrientes, con una dependencia emocional tanto de madres como de los hijos, madres que se descuidan y terminan viviendo las vidas de otros, e hijos que nunca maduran porque no los dejaron explorar.
Para mi es super importante confiar en mis hijos, darles el espacio para que se desarrollen, creer que todo lo que han aprendido lo sabrán aplicar en su vida.
Como les digo: yo les di las herramientas ustedes verán que hacen con ellas.
Con esto no quiero decir que la madre los abandone pero si que se ocupe de su propia vida, y que haga de espectadora en la vida de ellos, si que sepan que pueden contar con la madre pero que no dependan de ella hasta para respirar.
Aveces le cuento a la gente la edad de mis hijos y me abren los ojos y me dicen adolescencia la peor edad y me pongo a pensar en la mía si fue la peor y fui rebelde lo reconozco, pero porque todo el mundo se creía con el derecho de decirme que tenia que hacer, como pensar etc.
Yo lo único que quería era tranquilidad en ningún momento era para meterme en problemas, nunca pensé en eso, como tenia todo de claro, que ni la droga me ofrecieron y es que atraes lo que eres.
Creo que hay que dar un poco de espacio.
Cada uno viene con su programa de vida ya establecido así que hagamos lo que hagamos y nos creamos que la sabemos toda por ellos, eso no es cierto cada uno va a tomar ese camino que le corresponde para su evolución.
Como diria el Dr. wayne dyer en su película el cambio, se las recomiendo 100%,  practicar la no interferencia.
“Ser madre no consiste en que los niños dependan de ti, si no que esa dependencia sea innecesaria».
Por otro lado.
La función de padre o madre es convertirte en un referente y no puedes ser un referente cuando no estas en tu centro.
Hay que hacer de madre cuando toca y dejar de hacer cuando no toca. Hay un momento en que los hijos tiene que aprender del resto.
Con esto no quiero decir que ha sido fácil y que no me he equivocado, seguramente me equivoque en muchas cosas pero eso hace parte del aprendizaje, de ir pasando etapas y evolucionando para ser mucho mejores cada día.
Ahora se que puedo vivir mi vida tranquila y siguiendo con mi proceso de vida porque seguramente mis hijos me escogieron como madre porque dentro de su proceso estaba algo que tenían que aprender de mi y si yo corto esa cadena nuestra evolución será mucho mas lenta.
Los hijos necesitan madres que estén centradas en el amor, amor por ellas mismas, realizadas y no hablo de profesión hablo de proceso de vida, lo que te hace feliz, eso es el mejor ejemplo.
Para eso vinimos todos.
Aguantar por los hijos vidas que no nos hacen bien, nunca va a ser bueno para ellos.
No nos convirtamos en Madres toxicas, criemos a nuestros hijos para que cada vez seamos mas innecesarias.
https://www.viajaarte.com
https://www.facebook.com/materoca1/
Categorías: Despertar

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: