Porque Nos Alejamos del Amor? 7 formas de volver al Amor.

Publicado por viajaarte en

» El amor es la fuerza más poderosa» Albert Einstein

¿Pero en realidad que es el amor? estoy segura de que mientras van leyendo mis palabras, se vienen a sus pensamientos millones de definiciones y sensaciones que los hace sentir en lo más alto de una nube o en el peor de los infiernos, según las experiencias que hayan tenido acerca de este tema.

Pero vamos paso a paso a descubrir en este artículo que es el amor y cómo podemos manifestarlo en nuestra vida y por lo tanto atraer la abundancia en todos los aspectos.

El amor es la totalidad es esa energía creadora, que compone todo. Eso que la mente humana no puede definir porque es indefinible.

Nuestro motor, el motor de nuestra alma de nuestra parte divina.
Por amor nacemos, para volver a ese amor en nosotros y para recordarle al otro que estamos aquí para eso.

Por lo tanto, todo lo que limita, genera miedo, sensación de carencia, dependencia, sufrimiento, lo que nos aleja de nuestro centro, NO es Amor.

Es lo que crea, a través del amor es como se comprenden las cosas.
Cuando amamos estamos conectándonos con esa energía creadora, por eso se siente tan bien amar y ser amado. Porque estamos recordando que la divinidad forma parte de todos y que somos uno.

Porque la divinidad es omnipotente, omnipresente, omnisciente. Por lo tanto, hace parte de todo, incluso de nosotros, somos una gota de agua de ese océano.

Relacionándonos con el otro es la forma que tenemos de experimentar el amor y recordarle al otro que el amor es posible y que vale la pena vivirlo.

Desde que nacemos sentimos en nuestro interior algo que nos recuerda a cada momento que hemos nacido para amar y ser amados, pero sobre todo para amarnos a nosotros mismo.

De la forma como nos educan y como la sociedad está organizada, terminamos confundiendo el amor con enamoramiento, con pareja, matrimonio, paternidad, maternidad con cosas que hacen parte del amor, pero no son el amor.

Nos educan para seguir patrones, pero no nos educan para ser amados, si en la educación, nos enseñaran desde niños la importancia que tiene amarnos a nosotros mismos estoy muy segura de que las cosas serían muy diferentes.

Es por esto que nos da tanto miedo la soledad porque en la soledad es realmente cuando te descubres, te enfrentas a tus heridas, tus vacíos, tus carencias que llegaron a nuestra vida porque nos separamos de la divinidad y le creímos al ego. 

Y hacer frente a esas cosas no nos gusta porque tenemos que mirar los dolores, las debilidades, los miedos de frente, por eso resulta muy atractivo esa reunión que nos inculcan desde pequeños, me emparejo y está todo bien ahora.

Pero sucede que cuando llegamos a una relación toxica sea de amistad, pareja, padres etc.

Sin haber recorrido ese camino hacia uno mismo, hacia esa integración, el descubrimiento y la aceptación de quién eres

Para lo que nos sirve esa relación es para dejarnos muy claro que eso no es el amor.

Las relaciones se convierten en un juego de espejos, donde nos reflejamos lo mejor y lo peor de los dos.

Algunos egos van a estar juzgando y hostigando al de enfrente.

Otros pueden llevar una relación de amistad después del enamoramiento, pero desde donde no se llega al Amor.

Al amor se llega siempre primero a través de uno.

«Conócete a ti mismo» Frase grabada en el oráculo de Delfos al pie del monte parnaso en Grecia, hace varios siglos. No creo que sea casualidad que una frase así este escrita en uno de sus templos sagrados. 

Amarte a ti mismo no es un tema de egoísmo, el egoísmo tiene que ver con no ver al otro incluso ni a nosotros mismo.
Pero cuando tú te amas eres capaz de ser empático con el otro porque estás seguro de ti mismo.
No es que no necesitemos a los demás, es que puedes compartir con los demás, pero no desde la dependencia, el sufrimiento.
Confundimos el amor con muchas cosas como posesión, sufrimiento, apego. Nada más alejado del amor.
Estamos viviendo en una época en la que los medios de comunicación  hacen que nos enteremos de todo en cuestión de minutos y estemos informados de cosas que pasan en lugares muy alejados de nosotros. 
Es algo maravilloso porque abre muchismas puertas, ademas de ser ventajoso porque podemos estar mas cerca de personas que están lejos de nosotros por diversos motivos.

Pero hacen también que entremos en una comparación con el otro y a generar una angustia y ansiedad por las creencias mentales que todo esto nos va provocando.

También influyen mucho en nuestra imagen, lo que creemos que debemos alcanzar, y lo que los demás esperan de nosotros, las expectativas.

Y si a esto le sumamos lo que espera la familia, la sociedad y nosotros mismos.

Como me debo ver, cuanto debo pesar, que títulos debo tener, etc. 

Tratamos de hallarnos en las cosas, pero terminamos perdiéndonos en ellas. 

Resulta que cuando alcanzas todas esas cosas sigues sintiendo ese vacío. Porque eso que el  ego nos hacia sentir que necesitábamos cuando lo tenemos pierde valor y  entonces continuamos con la búsqueda. 

Eso lo vemos claramente en los regalos de Navidad, cuantos meses los niños le piden los regalos a Santa, niño Jesús o como lo llames tú y la euforia cuando los reciben es demasiada.

Pero pasan solo unos días y podemos ver los juguetes en un rincón olvidados y ellos queriendo algo más, y es que la sociedad de consumo hace eso, crear necesidades en nosotros.

Es verdad que en este plano físico que estamos son necesarias algunas cosas, vivienda, ropa, comida, etc. 

Las debemos valorar por lo que son, pero a veces le damos mucho más valor de lo que en realidad tienen, tratando de encontrarnos a través de ellas.

 Las personas que entran en contacto con el amor propio empiezan a generar un estado de paz interior tal que pueden conscientemente desapegarse de todos los logros materiales, y eso lo vemos en grandes maestros como Siddhartha Gautama, Jesús, Lao Tse entre otros.

Eran personas tan conectadas con el amor que no requerían nada más. Ellos habían encontrado dentro de si todo lo que necesitaban.

¿Cuales son los pasos para entrar en contacto con el amor propio?

Aceptarnos tal cual somos con todo lo que nos gusta y no nos gusta de nosotros. 

Un claro ejemplo del amor incondicional es el amor que sienten los padres por sus hijos, porque los aceptan completamente, no vas a dejar de querer a tu hijo si hace o tiene cierta cosa, me puede encantar que haga ciertas cosas, pero mi amor no va a depender de que las haga o no.

Somos muy duros con nosotros mismos, nos hablamos muy fuerte, nos regañamos, nos exigimos muchísimo, aceptamos muy fácil las cosas que nos gustan, pero nos cuesta integrar las que no nos gusta y verlas de frente

Siempre estamos buscando una perfección, que creemos que es la correcta, sin entender que ya somos perfectos tal cual somos.

A eso que nos cuesta aceptar, los psicólogos comenzando por Carl Jung lo nombraron la Sombra, eso que esta atrás como guardado en una mochila que cargamos y que cada vez vamos llenando más, por lo tanto, cada vez está más pesada, pero que nos cuesta, abrir para sacar las cosas que están ahí y traerlas a la luz.

¿Qué podemos hacer para comenzar a sanarnos?

El primer punto es la auto aceptación, pero no cuando obtengas ese título, tengas esa casa,  bajes esos kilos, o cualquier cosa que tus auto imposiciones  te digan.

1. Aceptarte ahora tal cual eres con toda tu luz y toda tu sombra. 

Es una práctica diaria, requiere mucha fuerza de voluntad, día a día, porque estamos acostumbrados a ser muy duros y para cambiar ese comportamiento requerimos de un compromiso, perseverancia.

2. Pide ayuda al Espíritu Santo, Seres de luz, Dios o como lo llames tu. 

Siempre pide ayuda para aceptar las cosas como son, no como tú quieres que sean, confía que el universo siempre sabe que es lo mejor para ti.

«La vida nos pone en el camino la experiencia que más necesitamos para la evolución de nuestra consciencia». Eckhart Tolle

3.Ten una práctica espiritual diaria. 

Todos los días sin excusas de tiempo, siempre puedes darte 5 min para meditar, orar, rezar, eso que tu veas que te conecta mejor con tu divinidad. Con tu paz interior. 

A mí la meditación me ha dado los mejores regalos de paz. Lo que te haga sentir en paz a ti es lo que hay que hacer. Darte esos minutos de paz te conecta con la mas alta vibración 

4. Agradecer. 

En la vida por más difícil que estemos viviendo ese momento tenemos algo porque agradecer, estar vivos, el mar, un día soleado, una sonrisa, las estrellas, una flor, etc. sería una lista infinita de cosas que agradecer en solo un día. 

Estoy segura de que mientras más agradezcas, cada día te darás cuenta de que tienes muchos más motivos para agradecer.

5. Perdonar y perdonarte.

Si hay algo en la vida que sana es perdonar, no tanto por las otras personas sino por ti, porque cuando no perdonamos, estamos cargando algo que lejos de hacernos bien nos va destruyendo con el correr del tiempo.

6. Elegir el amor sobre el miedo.

Solemos darles permiso a los pensamientos de ponernos en los peores escenarios y hacernos vivir atemorizados por todo.

Cuando detectes eso, cambia de pensamiento o párate de ese lugar y haz algo diferente otra cosa que te haga cambiar de enfoque, no le des permiso a tu ego de dominar tu cabeza.

7. Se paciente contigo.

Louise Hay, decía que era como un jardín, cuando uno siembra una semilla, la cuida, la alimenta, y espera a que brote, de la misma forma tienes que ser paciente contigo porque cuando comenzamos un nuevo aprendizaje queremos que todo sea de inmediato, 

Todo cambio de hábito requiere de un proceso. Si retrocedemos volvemos a comenzar lo importante es no darnos por vencidos que seguro que con el pasar del tiempo comenzaremos a recoger los frutos.

Este artículo fue escrito con profundo amor, después de experimentar como el amor ha ido transformando mi vida, además de haber estado estudiando «Un curso de Milagros» , leer  el «Bhagavad Gita», el «Tao Te king»  tener una práctica diaria de meditación que iré compartiendo con ustedes, innumerables conferencias y leído libros de autores como Wayne Dyer, Louise HayEckhart Tolle, Marianne Williamson entre otros.

Puedo decir con mucha seguridad que la clave de todo en la vida es el amor y que de ahí se derivan todas las mejores cosas.

Si te gusto y crees que podría servirle a alguien te pido que lo compartas y así lleguemos a muchas más personas. Si hay algo que yo he aprendido es que cuando compartimos con amor, el amor se expande y vamos poniendo nuestro grano de arena para una transformación de las consciencias.

“El amor es lo único que crece cuando se reparte”. Antoine de Saint Exupery

Namaste

Y recuerden que nos merecemos experimentar la mejor vida con abundancia integral.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: